Ricardo Luna es un hombre de mil caras e inquietudes musicales. Y al conocerlo, la sensación principal es que le apasiona todo lo musical y creativo. Con tres discos bajo el brazo e incontables shows en el bolsillo donde todo el mundo se pone a bailar como mono, el líder de Tunacola maneja al dedillo un escenario.

Pero no sólo de Tunacola se vive. Ricardo sabe de subidones y bajadas y por eso se ha reinventado varias veces en distintos proyectos musicales o entregando sus conocimientos musicales a través de su academia, Modular Music Academy… aquí te contamos cómo sortea olas, un surfeador profesional de la existencia terrenal.

 

1- ¿Por qué te decides a hacer música?

Porque es el gran amor de mi vida desde siempre. Nunca existió otra posibilidad.

 

2- Siempre se habla de lo duro que es ser artista pero también está el otro lado. ¿Qué es lo bueno de ser músico?

Yo creo que la dificultad radica en que vivimos en una sociedad que pone a la música en general en el apartado de servicios de entretenimiento, como un bien intangible de consumo, como la mayoría del arte, cuando éste es la pulsión vital que nos dice que todavía estamos vivos. El tejido cultural no lo ves hecho desde arriba, desde los Pulsars y los Lollapaloozas, se ve y se siente más que nada desde abajo, desde la emergencia de colectivos, festivales, fiestas y manifestaciones independientes. Y la independencia es un escenario difícil.

Lo mejor de la música es hacerla. El proceso en el estudio. De ahí si tienes la suerte de que eso que sentiste en el estudio, sea amplificado a una masa vibrante, tanto mejor. Es muy bacán todo lo extramusical, el diseño de tu imagen y como puedes jugar con eso, con el arte de tus discos, como cuentas esa historia. Y finalmente, ver como todos esos esfuerzos impactan positivamente, como una sola cosa, en las personas.

 

 

3- ¿Cómo les pegó a todos el tema de acoso sexual, por parte de uno de los integrantes de la banda?

Fuertísimo. Pero la banda queda en en este caso en el último lugar de importancia, por mucho que me apene el impacto. Es necesario que haya denuncia y visibilización ahora de cosas que en el pasado solo fruncían el ceño. Es bueno que lleguemos a un punto en que sea impensado que pasen, como pasó con fumar en el cine, por ejemplo. A mi me impactó muy fuerte el odio de gente en general contra mí, Caso, la banda, un proyecto que siempre proyectó una luz positiva hacia adelante, con una trayectoria tan linda y luminosa.

Lo de Caso fue un error con consecuencias nefastas, que dolió mucho cuando ocurrió hace 6 años, en nuestro fuero interno (Y a Paula obviamente todo este tiempo), pero fue un error, que de ninguna forma puede definir a la persona que era, ni mucho menos la que es ahora, la que se ha preocupado de construir desde que esto pasó, mucho antes de la denuncia, a través de un trabajo terapéutico disciplinado que ahora, después de la denuncia, no hizo más que triplicar su rigor. Fue fuertísimo el impacto causado a su familia, a su pareja, al entorno de amigos. Imagínate que hasta yo recibía amenazas de muerte. Pero es ahí donde tienes que separar la verdadera condena social, con la llave que se abre y que sirve como vertedero de toda la rabia y la frustración de gente descontenta por otros motivos, ejercicio por lo demás muy difícil.

Pero nada es en vano. Las funas son un catalizador potente de un cambio, de un progresivo desmantelamiento del ego que nos ciega como sociedad a todo nivel. Y van a seguir pasando, y mi consejo a los victimarios del futuro es que no hay nada de que defenderse, si no remar, desde esa trinchera difícil, para el mismo lado.

 

4- ¿En qué estás ahora musicalmente?

Ahora, en el encierro, en muchas cosas! Estoy preparando música nueva, que obviamente es muy Tunacola, mucha otra música para mi nuevo proyecto electrónico Yoyoyo que sale ahora en julio (Chequen un adelanto en Soundcloud, además de un set que hice hace tiempo con el Bruxista), sale nuevo material de mi proyecto hip hop Chomba Boom, produciendo a otros artistas, y aprovechando el privilegio absoluto de estar encerrado con mis maquinas en Concón con el mar tan cerca. En julio además sale mi sello, Apapáchame, con 4 artistas y sus respectivos releases. Es un sello en el que quiero visibilizar una nueva forma de ver la electrónica de raíz, con matices experimentales por un lado, y pop por otro, además de un canal por el que saldrá todo mi material.

 

 

5- ¿Es real lo de sexo, drogas y rock and roll en la música? ¿Cómo se supera eso para seguir en el ruedo?

Esa es una chapa que como artista puedes decidir ponerte o no. En mi caso, las drogas siempre estuvieron ahí, y me mostraron mundos muy luminosos, otros oscuros, y desde sus puertas hacia la percepción o la depresión pude extraer varios tesoros que forman parte de la forma en que todavía concibo el mundo: mi desprecio a la autoridad social y moral, el paternalismo y el cartuchismo, la forma en que creo sonidos, hago letras, canciones o composiciones. Pero claro, en algún momento tienes que parar, no se puede sostener mucho tiempo. Ahora no consumo nada, solo chocolates, y te das cuenta que cambias una vida en la cresta de la ola por otra vida en su espalda, con una perspectiva de la marea mas que arrastrado por ella. Del sexo, no te diría que haya aumentado mucho el volumen por ser artista, y te diría que incluso puede bajar su calidad. Y por el rock n roll, nada, el rock and roll pasó de ser algo transgresor a una postal que miro con ternura.

 

6- ¿Con qué compones, guitarra, teclado, compu y por qué?

Compongo con todo lo que tengo a mano, que ahora es bastante. Un tema puede salir de un perilleo con un sinte, de modificar una guitarra, de explorar un VST, de unos acordes en el piano, de una batería que programé, de una que toqué, de un sample que corté, de una letra que hice, en fin. Eso quizás me mantiene andando. Cada vez que hago algo, es un problema nuevo. Además, por el hecho de haber enseñado Ableton Live la última década, tuve que meterme a cachar cientos de técnicas para poder enseñarlas, técnicas que obviamente impactan mi forma de hacer música. Y la otra pata que impacta sobre mi forma de hacer música es mi formación tradicional como compositor, que me permite hacer y entender desde otro punto de vista muchas cosas, pero que muchas veces me limita. Un libro de reglas del que es difícil desprenderse.

 

7- ¿Qué le dirías al Richi de 15 años si te lo encontraras hoy?

Ya déjate de jugar Zelda y anda a acostarte mierda.

LINKS:

https://open.spotify.com/artist/0E0FX8RYDfwseJAhwO9AK2?si=rfWsYTpNR8WAZLDFekEiRg (Tunacola)

https://open.spotify.com/artist/3QXuIWVPpKYKJxYq4mjarb?si=4PY4SxAnRQuJBufAd76Tfw (Estrellas del Tropico)

https://soundcloud.com/user-67577330-429953627 (Yoyoyo)

https://open.spotify.com/artist/3Ff42BhXiNH90iSFSA0PFk?si=ySi4ZlsdSXyesEe4sRhJBw (Chomba Boom)

https://www.instagram.com/modularmusicacademy/

About The Author

Webzine de música electrónica, nacional e internacional, contenidos frescos de artistas, creación, fiestas, tecnologías e inspiración.

Related Posts