Native Instruments recortó la semana pasada el 20% de su fuerza laboral, como parte de una estrategia de “One Native”, que está dejando a clientes y medios de comunicación confundidos sobre la dirección de la compañía y sus productos.

En Alemania, la noticia de los despidos se extendió rápidamente. Además de un puñado de reducciones ocurridas en los últimos años, ahora fueron 100 las personas eliminadas en una reorganización de un solo día. En el transcurso del jueves se enteraron de la noticia, la mayoría de ellos pertenecientes a la sede de Berlín. Con recortes tan profundos, las noticias se extendieron a las redes sociales y no está muy claro el futuro de la organización.

Native Instruments es una empresa privada, por lo que es difícil determinar cómo van las cosas financieramente. La propia empresa tiene dos entidades legales: La compañía operadora detrás es NI GmbH y la compañía tenedora es NI Holding GmbH. Las ganancias de la compañía operadora se desvían a la compañía tenedora cada año.

Al mirar los informes de ingresos que están disponibles a través del Registro Federal Alemán, se puede entender en forma más clara lo que pasa con el gigante del software musical alemán. Según el registro, NI generó € 68 millones ($ 75M USD) y aproximadamente € 19 millones ($ 21M) en otros ingresos operativos. Los ingresos totales de NI fueron de solo € 88.2 millones  y NI generó € 84.6 millones en gastos. Eso significa que NI solo obtuvo ganancias de € 3.6 millones. Esa es una caída severa en comparación con las ganancias reportadas en 2016 y 2015.

 

About The Author

Webzine de música electrónica, nacional e internacional, contenidos frescos de artistas, creación, fiestas, tecnologías e inspiración.

Related Posts