Hace un mes atrás, Ricardo Tobar nos sorprendía con un nuevo álbum llamado “Continuidad”, y el nombre no es por nada, ya que en la vida de este chileno radicado actualmente en Buenos Aires, la continuidad de la calidad en sus trabajos es algo que ha sabido mantener a lo largo de su carrera musical, llegando a editar para Cocoon, el sello de Sven Vath, o Border Community de James Holden. Ambos destacados por su compromiso artístico con la música electrónica de calidad.

Oriundo de Viña del Mar, Ricardo ha creado su propio sello en el escenario internacional, a punta de singles y LPs que le han valido amplio reconocimiento que aún en Chile, no ha tenido el eco que se merece. Conversamos con él y esto fue lo que nos contó.

 

1-¿Cómo has sentido la recepción del público a tu nuevo álbum Continuidad?

La recepción ha sido hasta el momento bastante buena, sobre todo de la gente que ha escuchado lo que hago desde antes. Muchos mensajes e interacción lo cual hace tiempo no me pasaba. Por otro lado, en cuanto a prensa ha sido lento, pero era de esperar, sobre todo en esto días.

 

2-“Liturgia” también salió por el sello ESP. ¿Qué te hace volver a editar por este sello?

ESP Institute fue un sello que me marcó mucho desde sus inicios y me puso muy contento cuando empezamos a trabajar juntos, de hecho cuando les mostré el álbum todo fue de manera muy natural y fue Lovefingers quién me ofreció editarlo, lo cual me sorprendió ya que no pensé que podía ser de su gusto. Siempre he ido cambiando mucho de sellos discográficos y ha sido bueno quedarse en un solo lugar al menos por un tiempo.

 

3- Tu trabajo tiene mucho foco en melodías que se complementan y atmósferas saturadas,¿Qué te atrae de estos elementos?

La verdad, no lo sé! De hecho yo no lo siento así. Usualmente me dicen que lo que hago suena lofi, o de diferentes maneras, pero para mi es una unidad y supongo que mis oídos buscan ese sonido naturalmente. Creo que el error y el lado humano dentro de la música experimental o electrónica, como quiera llamarse, es muy importante para mi y es necesario que se note al menos en lo que hago. La mayoría de mis canciones son un gran error básicamente y después de ese error construyo algo alrededor. Entiendo lo que dices de las melodías, me cuesta relacionarme con algo que no tenga un costado melódico, enfocarme solo en algo rítmico no tendría sentido.

 

 

4- ¿Cómo abordas el trabajo en estudio y cuáles son tus herramientas preferidas a a la hora de componer y diseñar tu sonido?

Siempre es diferente y depende de lo que esté pasando en ese momento. Para el álbum tenía una idea muy clara, sabía que tenía que ser un reflejo o más que nada un espejo de lo que estaba pasándome en esos momentos. Bueno, no solo a mi, si no que en general. Hemos estado viviendo momentos muy oscuros y el álbum se alimentó de eso. Para eso agarré los sintetizadores y grabé lo más crudo posible, de hecho hay muy pocas cosas que hayan sido manipuladas digitalmente. Es como una oda al sintetizador análogo si se quiere (Jajaja). En el estudio usé un Yamaha CS-15, Korg Mono/Poly, Waldorf Pulse 2, Korg MS20, una maquina de ritmos Vermona y diferentes pedales de delay, reverb y overdrive.

 

5- ¿Cómo ves a Chile musicalmente?, hay músicos electrónicos que vivan actualmente en el país y que te parezcan interesantes?

Creo que ha crecido enormemente y de hecho me hubiera gustado estar en este momento en Chile ya que antes no había mucho, de hecho ir a una fiesta con buena música era casi imposible, o siempre tenías a los mismos DJ’s. Me encanta que se haya diversificado tanto. Está el sello de DJ Raff, Cazería Cazador, Alejandro Paz, Discos Pato Carlos, La Once 80.

 

6- ¿Mucho negocio y poca música de calidad? Cómo ves el panorama actual de la música electrónica mundial?

Es un problema real. Es raro como el negocio se tomó un estilo de música el cual iba en contra de todo tipo de comercialización! Creo que esto seguirá así pero de alguna manera el lado más under tomará más fuerza, eso es lo que realmente siento. Al mismo tiempo siempre se nos obliga a seguir un poco el juego, es casi imposible conseguir un poco de prensa sin pagar a una empresa de publicidad, a menos que ya seas un artista consagrado. Es un juego, un juego muy mal pagado.

Compra el último Lp de Ricardo Tobar aquí.