En la línea de la programación para entornos interactivos, revisaremos en esta edición, algunas de las cosas que se pueden hacer con Processing, un lenguaje de programación de código abierto,  que tiene un alto uso a la hora de crear aplicaciones que tengan una componente visual más marcada. Basado en la estructura sintáctica y clases de Java, a la fecha va en la versión 3.4 y tiene vida propia gracias a la amplia comunidad que ha generado, debido a su sencillez estructural, facilidad de aprendizaje y flexibilidad en modos de uso,  ya que puede integrarse de manera relativamente sencilla en diversos tipos de plataforma.

Creado por Casey Reas y Ben Fry, este proyecto iniciado el 2001. Actualmente, su equipo de trabajo  es dirigido por el educador y programador Daniel Shiffman. En sus casi dos décadas, ha mutado bastante poco en su filosofía de uso: todos pueden aprender a programar y ver resultados de manera sencilla con solo un par de líneas.

Para lograr esto, la sintaxis es muy limpia y salvo los semicolons, no debería generar mayores problemas a quienes ya vienen de otros lenguajes del mismo paradigma, e incluso para los que nunca han escrito nada de código antes.

Nota: No es tan distinto a hacer una lista para ir a la feria, o cuando le das instrucciones a tu perro para que traiga un frisbee y así le das esa galleta que compraste en el supermercado. Dead simple.

creativeapplications.net

En líneas iniciales, se trata de una serie de comandos básicos que pueden ser invocados mediante programación declarativa, no tan distintos a Basic o Logo. Su estructura orientada a objetos y permite crear clases y procedimientos ya que fue escrito en la base del lenguaje Java.

Además, siendo de código abierto, trae un instalador que se descarga del mismo sitio, solamente requiere tener el entorno instalado de Java, ya que se distribuye como un archivo ejecutable para llegar y jugar con los ejemplos que ya vienen como prefabs, que a su vez son lecciones de un libro que con algo de google encontrarás y tiene estos mismos ejemplos explicados, con comentarios detallados sobre lo que hace cada comando y sentencia.

Para los usuarios más avanzados, también permite crear librerías propias e incluirlas en el repositorio de add-ins locales, ya que la aplicación cliente para todas las plataformas, cuenta con una interfaz bastante amigable que recientemente integró un modo para descargar librerías con un solo clic, muy en el estilo de Visual Studio, guardando ciertas diferencias obvias.

Por otra parte, en modo avanzado, permite integrarse con otros lenguajes, así mismo el incluir un modo para agregar código en Python, entre otras novedades. Y para deleite de las nuevas generaciones, ya está portado en buena parte al lenguaje de moda de esta década. P5 cuenta con una versión íntegramente para navegador, la cual migró a partir del trabajo de Lauren y Daniel Shiffman entre 2013 y 2016, inicialmente llamado processing.js, el cual por sí solo se convierte en un Framework completamente independiente que hasta hace poco, tenía su propio instalador el cual fue deprecado por los nuevos editores de código como Atom o Sublime Text.
Para los que aún no están decididos sobre qué usar para sus web interactivas, entre tantas opciones, el paquete completo integra funcionalidades propias de los navegadores actuales basados en HTML5.

Lo mejor de todo, es que si bien usa la misma sintaxis que otros lenguajes orientados a objetos, salvo leves diferencias, es una excelente forma de entender el paradigma orientado a objetos con un output visible.

Una delicia para jóvenes y adultos es The Code Train, canal Youtube pensado en todo público, con una visión educativa que transparenta el proceso del pensamiento del código, con ejemplos que abordan diversos tipos de rutinas, desde iniciados hasta expertos que intentan llevar un poco más al límite el escribir código como un pasatiempo saludable.

Para cerrar este episodio, mencionar que todo esto existe actualmente gracias a la Processing Foundation, institución basada en la evangelización de la programación Creative Commons, que financia la labor de los programadores e investigadores que desarrollan este entorno, y a la cual puedes donar cada vez que descargues el software.

Como es habitual en la comunidad de código abierto, este proyecto se mantiene a partir de donaciones, si bien permite la posibilidad de unirse a partir de una membresía como particular, profesional o institución.

About The Author

Webzine de música electrónica, nacional e internacional, contenidos frescos de artistas, creación, fiestas, tecnologías e inspiración.

Related Posts