La noche del 27 nos trasladamos al Centro Cultural la Perrera, donde se celebró el cierre del cuarto día de Red Bull Music Festival Santiago, después de un desfile exquisito en pleno corazón del barrio Yungay, en el evento barrio mío que se celebró de 16:00 a 21:00 horas con parte de los sellos activos de la escena electrónica. Después de esto llegamos felices con zapatillas de baile al Parque de los Reyes, siendo las 22:15 de la noche para presenciar el esperado Rave de Reyes.

El lugar se llena de a poco pero sin parar, nos acreditamos y entramos a este espacio preparados para el despliegue sonoro de los proyectos estrella de la noche: rRoximore (Fra), Jimi Edgar (EEUU), Valesuchi (CHL) y Alejandro Paz (CHL). Se siente la carga del espacio con tanta historia, primero siendo vertedero, para luego transformarse en la perrera pública de Santiago y actualmente centro cultural, justo en la época y la hora donde estamos parados en estos momentos. La bienvenida es con luces de colores, humo y mascaras del tipo cotillón creando una atmósfera de fiesta y expectativas por lo que sucederá.

Salimos al patio lateral del lugar para encontrarnos con una explanada de carritos de comida y una barra de bar para atender a los bailarines, luego de unas charlas previas, saludos y abrazos con los amigos, amenizadas con sets envasados de fondo, comienza a sonar las primeras mezclas del músico, dj y productor Alejandro Paz y es justo en ese momento que corremos hacia la pista.

Con un gran desplante y potencia, el creador de “El house” se toma de manera íntegra La Perrera con un dj set impecable y eficaz, inmediatamente el cuerpo se mueve solo y no paramos de bailar, concentrados en la vibración y el pulso de Ale, hasta que en un momento del show hace uso de su micrófono y todo cambia de parecer, ya no estamos disfrutando un dj set si no, una presentación completa de un cantante con tintes punks, que ironiza sobre la escena electrónica de la cual pertenecemos, nos reímos y reflexionamos de nosotros mismos mientras seguimos bailando.
El dj set sigue su curso ya avanzado e intenso, hasta que suenan los acordes del track “Estrechez de Corazón” del clásico trío de San Miguel, los Prisioneros. La mayoría de los chilenos que estamos, nos percatamos y disfrutamos de una hermosa mezcla para dar por finalizada su presentación con la capacidad del centro cultural a tope.

Luego de un merecido relajo, comienza un poco tímida rRoximore, armando paulatinamente su set, experimentando un poco para luego llevarnos cada vez más, a su profundidad de olas sonoras. A esa altura ya las esculturales avatares están en su fuego, bailando entre nosotros y en el escenario, mostrándonos que no estamos solos en el planeta y en medio de esta bataola de calor rRoximore sigue dándonos lo suyo y nosotros sincronizando con su excelente lenguaje. Gran presentación de la dj francesa Hermione Frank.

Después de unos vasos de agua volvemos a tomar un poco de aire fresco y elongamos para seguir. Toca el turno de la tercera presentación de la noche, y La Perrera está que arde. Suenan los primeros beats del estadounidense Jimmy Edgar, acomodándose en sus zapatillas logra desarrollar un vigoroso set, llevándonos a lo más profundo de sus viajes, logrando retratar un sonido clásico y estricto de su ADN de Detroit, para luego pasar a su momento actual en Berlín. Santiago esta transformado y Jimmy está a full, como se logra escuchar de la boca de diferentes bailarines cercanos, la noche vive su clímax y aun queda mas. Ahora queda el momento solo para valientes.

Llega la reina de la noche y es como si fuera el inicio, con pilas cargadas vemos como la chilena Valesuchi sube al escenario con su vestido negro, prepara sus fonos y comienza a probar, solucionan un problemilla técnico no grave y ya se siente la magia, Valentina Montalvo está cómoda y eso se percibe, despliega su set como un abanico de colores, mostrándonos su momento actual, la mezcla de culturas de Brasil y Chile, algunos toques de Europa y seguimos bailando.
La noche sigue su curso cada vez más clara, y los avatares sensuales siguen dando de lo suyo, en medio de las rejas con ese toque de fabrica en su arquitectura, la gente está contenta, suena increíble y nos sentimos bien.

Pompeya me avisa que está llegando mi auto, me despido y me voy mientras Valesuchi sigue en su ruta, doy la última mirada hacia el pasado y emprendo el camino hacia mi destino, pensando en la calidad musical de lo disfrutado en todo el día y mantengo firmemente que la odisea electrónica en Chile esta increíble, mucho mas madura en cuanto a sonido y propuestas. Encuentro el vehículo, saludo al chofer y charlamos sobre la noche, luego de un par de cuadras hacia la alameda frenando un poco en un lomo de toro Carlos, el conductor, me dice – Tengo el ultimo disco de Alejandro Paz, ¿lo escuchamos? Miro de reojo su celular para ver si en el maps esta la dirección señalada y al comprobarlo respondo – Por supuesto.

About The Author

Músico, conductor y comunicador de la escena electrónica nacional. Co-fundador del programa dedicado a entrevistas a músicos electrónicos Ciudad Sonora. También creador del programa Campo Eléctrico. Además presentador y parte del equipo de Café con Cables.

Related Posts