Por Freddy Musri

Tras acumular varios años de experiencia, y dominar el arte de la producción musical moderna, el belga Olivier Grégoire se ha convertido en uno de los artistas más reconocidos y respetados de la escena de baile. Lo ha hecho con infinidad de lanzamientos muy destacados y bien bajo cualquiera de sus múltiples seudónimos, como con su proyecto más personal: Kolombo. Algunas de las discográficas donde este decano ha publicado son Kompakt, Turbo, Diynamic, Noir Music, Suara, Snatch!, Sweat y ya más recientemente Dirtybird, donde este pasado verano de 2018 lanzó “It’s Gettin’ Hot”. Recientemente Freddy Musri le hizo algunas preguntas donde habla acerca de su experiencia con la música y su relación con Sudamérica.

Tu música mezcla de manera armoniosa, distintas raíces musicales. ¿Cómo trabajas musicalmente ese equilibrio?

Siempre depende de mi estado de ánimo ese día. Me encantan muchas cosas, a veces me gusta más algo dirigido a la pista de baile, así que me volvería más “techy”, y si estoy más en la onda acordes, iría a los teclados. Depende; es difícil ponerlo en palabras… cuando voy al estudio, las cosas simplemente se dan de forma natural.

¿En estos días es duro ser Dj internacional?, ¿Cuáles son tus sacrificios?

No puedo decir que sea fácil, pero viajar fuera de casa y a veces durante meses es difícil de manejar, pero tampoco puedo decir que sea un sacrificio porque me encanta lo que estoy haciendo y hago todo lo posible por mantener a mi familia y amigos cerca.

Tienes una especial relación con Sudamérica, especialmente con Brasil, ¿cómo se da este acercamiento?

Sí, es un gran territorio para mí y todos los años creo que la gente puede sentirse cansada de mi cara, pero todavía están allí … jajaja, el público en Sudamérica es increíble, les gusta mucho la música y siempre me reciben con tanto amor y respeto
Respecto a Brasil, tengo muchos buenos amigos, especialmente mis “partners in crime” Fran Bortolossi, que viaja conmigo cuando voy, y mi manager, son brasileños. He estado de gira alrededor de 3 veces al año, asi que sí, me encanta Brasil, es como mi segundo hogar.

Siempre las fiestas tienen un grado de locura, ¿cuál ha sido la situación más rara que te ha tocado vivir mientras tocas como Dj?

Absolutamente. Hay tantas historias que contar, pero recientemente en Rusia sucedió una locura que ni siquiera pude subirme a la cabina para tocar. La policía detuvo la fiesta, pero fue increíble, 50 policías del ejército y 20 undercover llegaron a la mitad de la pista de baile, registraron a todos y pidieron pruebas de sangre y orina, ¡incluso a mí! Fue absolutamente una locura y fue una pena que haya pasado, espero tener pronto la oportunidad de volver allí para tocar para ellos.

¿Cómo logras ese sonido que distingue a Kolombo del mar de música de club que actualmente existe?

Siempre sigo lo que creo y me gusta. Hacer música para mí nunca fue seguir la tendencia, como mencioné en una pregunta anterior: cuando estoy en el estudio, todo es natural.

Cuéntanos sobre LouLou Records, ¿Qué quieres construir con esta plataforma?

El sello existe desde 2004, mi socio Jerome (LouLou Players) y yo lo construimos para tener nuestro propio sello y espacio para lanzar nuestra música, también damos oportunidades a artistas en los que creemos, como nuevos talentos y buenos amigos.

English version

Your music blends harmoniously, different musical roots. How do you work that balance musically?

It always depends of my mood at the day. I love a lot of things, sometimes I am more into something more straight dancefloor so I would go more “techy”, if I am more into accords I would go to keyboards. It depends; it’s hard to put in words, when I go to studio the things just go naturally.

Is it hard to be an international DJ these days? What are your main sacrifices?

I cannot say it’s easy, but be travelling away from home sometimes for months it’s hard to deal – but I cannot say it’s sacrifice too because I love what I am doing and I do my best to keep my family and friends around.

You have a special relationship with South America, especially with Brazil, how is this approach?

Yeah, it’s a big territory for me and every year I think people can feel tired of my face, but they are still there… hahaha the crowd in South America is unbelievable, they are really into music and always receive me with such love and respect.

About Brazil, I have so many good friends – specially my partner (in crime) Fran Bortolossi which tour with me over there and my manager are Brazilians. I’ve touring there about 3 times a year, so yeah I love Brazil it’s like my second home.

Always the parties have a degree of madness, what has been the most rare situation that you have had to live while playing as a Dj?

Absolutely. There are so many stories to tell, but recently in Russia some crazy thing happened that I couldn’t even get to the both to play. The police have stopped the party, but was unbelievable, 50 army police men and 20 on the cover arrived in the middle of the dance floor, searching everybody and asking for blood and pee testing, even on me! Was absolutely insane and such a shame that has happened, hope I have soon the opportunity to go back there to play for them.

How do you achieve that sound that distinguishes Kolombo from the welter of club music that currently exists?

I always follow what I believe and like, making music for me never was to follow the trend, as I mentioned in a question before – when I’m studio everything comes naturally.

Tell us about LouLou Records, what do you want to build with the platform?

The label exist since 2004, my partner Jerome (LouLou Players) and I build it to have our own label and space to release our music, also give opportunities to artists that we believe like new talents and good friends.