Por Máximo Campos

Fuimos al show de Recents Arts (Tobias Freund & Valentina Berthelon) el pasado 9 de Febrero en Santiago y tuvimos la oportunidad de hablar con Tobias Freund, cerebro de muchos proyectos interesantes como Sieg Uber die Sonne con Dandy Jack y Jorge González, Odd Machines con Villalobos y otros en los que ha participado como productor o ingeniero de sonido. Hablamos con el músico sobre Chile, anécdotas personales con Dandy Jack y por supuesto, de música.

MC: ¿Porqué elegir la música electrónica como tu principal fuente de expresión?

TF: Bueno, pensé en tocar guitarra, pero era demasiado complicado para mí y de verdad, combinar dos cosas diferentes no es lo mío, lo mío es un dedo y darle vuelta a las perillas, no tenía las manos, el tiempo y la pasión. Mi verdadero amor son los sintetizadores, desde el primer momento, el hecho de apretar solo un botón, de hecho existe el botón “hold” en el sintetizador y luego puedes girar los knobs, así que ese era mi instrumento y las Drum Machines también.

MC: Odd Machine fue tu trabajo en conjunto con ATOM y Ricardo Villalobos, ¿qué aprendizajes rescatas de esa experiencia?

TF: Odd machine es como un proyecto abierto donde puedo invitar diferentes personas. Odd Machines es yo más otros invitados. Ricardo [Villalobos] fue el primero, porque lo conozco bien y quería probar con él. Sabía que Ricardo no había tenido una 808 en el estudio, así que llevé mi Roland 808 y la probé en su estudio con sus monitores y la verdad, fue una desilusión, no sonaba como la conocía, en mi estudio sonaba mucho mejor, su estudio es muy, no sé… raro (risas), de todas maneras me gusta mucho su gusto y lo quiero mucho, me gusta integrar a mis amigos o gente que me gusta su trabajo en este “club” y Odd Machine como lo dice su nombre, es un proyecto “extraño” y no debería haber ni siquiera pulsos de Beats, es más un proyecto de “cosas” y sonidos raros.

MC: Sieg Über Die Sonne marcó un hito especial dentro del circuito de música electrónica, ¿cómo se desarrolló ese sonido tan especial?

TF: Bueno es obvio, mi socio Dandy Jack, seguro lo conocen. Él es una persona muy especial, lleno de energía y yo soy lo opuesto de alguna manera; quizás más enfocado o con una estructura en mi vida y en mi música. La combinación de esto es lo que oyes, es el resultado único de esa mezcla. Dos personas: una viene de Chile, súper energético y yo que vengo de Alemania, aprendiendo a dejarme llevar sabes, y aprendiendo mucho de él y él de mí y en el proceso, entendiendo cómo hacer música juntos, escuchando lo que cada uno tiene que decir, enseñándonos y creciendo.

Sieg Uber die Sonne es mi segundo proyecto favorito. Tenemos 4 CDs y cada uno, cada canción y cada minuto de ese material es muy especial para mí, aún en el presente. Estoy muy orgulloso de este proyecto porque es como un documental de mi vida, es parte de mi vida. No es como que quisiéramos hacer dinero o transformarnos en estrellas, es un registro de cada momento del día. En ese momento estaba trabajando como ingeniero de sonido y siempre iba a mi trabajo y Martin [Dandy Jack] que vivía en mi casa, y cada vez que volvía a mi hogar él ya había armado una canción y trabajábamos de noche. A veces no me gustaba lo que había hecho y yo decía “¡Mierda! Había quedado tan buena antes” [risas], aunque también hacía cosas muy buenas… Fue un período muy especial que no me lo hubiera perdido por nada del mundo.

Acerca de Show History of darkness: Probablemente sea el último show que hicimos bajo este nombre, estamos preparando un nuevo show ahora, pero creo que este será el último.

MC: Cuéntanos una anécdota divertida o extraña con la música. Lo más bizarro.

TF: Uhh no sé… Bueno, cosas divertidas que te conté antes como yo volviendo a casa y Martin hacía cosas raras con la música que no me gustaban u otras que sí y seguíamos trabajando por ahí. Son una de muchas.
Siempre he tenido momentos divertidos en Chile, la primera vez que vine fue en el 89, mucho tiempo atrás, casi 30 años. La primera vez con Dandy Jack. Muchas cosas locas en las fiestas, muy agradable, muchas situaciones emocionales acá en Chile. Y después encontré a mi esposa, casi 20 años atrás, no tengo una historia divertida en especial pero estoy muy conectado a Chile, siempre muy buenos momentos.

Hace poco toqué en Pichilemu y a pesar de las limitaciones la pasé muy bien, era como una fiesta de colegio (risas), pero sólo por presentar lo mío y que la gente esté sonriendo con lo que hago me hace feliz… Siempre es algo especial cuando presentas lo que has creado, nunca he sido dj, siempre he tocado mis creaciones o lo que sea que esté creando en el momento en vivo. Esta noche para mi también fue muy especial, muy emocionante.