Por Ángel Mendez

Dos adolescentes de West Bank (Nueva Orleans), Joshua y Turk, se juntan para crear ritmos y texturas sonoras… Están entusiasmados con el techno, el IDM, son principios de los 90s.

¿Les dice algo el nombre Telefon Tel Aviv o Belong? Realmente descubrir la música de Joshua Eustis y Turk Dietrich es una de esas cosas que recuerdas para toda la vida.

Dos amigos de barrio que decidieron bifurcarse, que eligieron explorar canales diferentes quizás intuyendo que en un futuro lejano se juntarían para plasmar una de las propuestas musicales más interesantes del 2017 //SECOND WOMAN//.

Una apuesta por las variantes cadencias, sonidos ¿metálicos-orgánicos? Sí he dicho bien, parece que los metales toman vida en sus canciones soplando al oído mundos nuevos llenos de magma y anarquía ferrosa. A través de los tracks que componen sus dos recientes álbumes vamos a ir familiarizándonos con lo vivo otra vez como si desde hace mucho tiempo nos hubiera abandonado y lo hubiéramos recuperado.

Las experiencias nos influyen, porque son fórmulas complejas que inciden en el carácter de todo lo que hacemos. Estas mismas parábolas se han dibujado en la vida de Joshua y Turk plasmándola en su trabajo, haciendo de nexo para todo lo que podemos sentir al escuchar su música.

Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on StumbleUpon

Déjanos un comentario

No publicaremos tu correo.